Sportsmen 30 12 6 18
Echesortu 29 11 7 18
Atalaya 29 11 7 18
CAOVA 29 11 7 18
El Tala 28 10 8 18
Puerto 27 9 9 18
Talleres 27 9 9 18
Temperley 27 9 9 18
U. y Progreso 25 7 11 18
Regatas 18 1 17 18
Estudiantil 34 16 2 18
Gimnasia 31 13 5 18
Náutico 31 13 5 18
Alumni 29 11 7 18
Ciclón 26 8 10 18
Atlantic 25 7 11 18
Banco 24 6 12 18
Provincial 24 6 12 18
Saladillo 23 5 13 18
Fisherton 23 5 13 18
     
bordados
home
Noticias flecha NBA flecha SIN NAFTA Y SIN LEONARD
15/05/2017
NBA
SIN NAFTA Y SIN LEONARD
San Antonio ganaba bien, pero Golden State lo dio vuelta.
escribe
imagen
En un final intenso, plagado de suspenso pero con el lamento de haber dejado pasar una oportunidad única, San Antonio perdió 113-111 el primer juego de las finales del Oeste ante Golden State. Los Spurs llegaron a ganar por veinticinco unidades, en un verdadero concierto de superioridad entre el primer y segundo cuarto, sin embargo en el complemento llegó la reacción del anfitrión y fueron los Warriors quienes festejaron en los últimos segundos.

Manu Ginóbili tuvo una noche fantástica a pesar de la derrota. Terminó con 17 puntos (6/7 en dobles, 1/3 en triples y 2/3 en libres), 1 rebote, 1 asistencia y 3 robos en 25 minutos. Manu fue el mejor suplente de San Antonio, aunque también dentro del equipo hay que destacar a LaMarcus Aldridge (28 puntos) y un Kawhi Leonard que venía haciendo un aporte bárbaro (26 tantos) hasta que se lesionó el tobillo. En la otra vereda, Stephen Curry y Kevin Durant se combinaron para marcar 74 puntos (40 y 34 respectivamente).

Independientemente de que el arranque tuvo dos pequeñas rachitas (5 a 0 para Spurs y 6 a 0 de Golden State), San Antonio mostró una solidez bárbara en los primeros doce minutos. Aldridge (11 puntos) fue la gran bandera ofensiva de los Spurs, ganando claramente el duelo ante sus marcadores y aprovechando unos Warriors desdibujados por las pérdidas (6 en el primer cuarto). San Antonio dio la primera estocada y pasó al frente por 30-16, en un inicio alentador.

La locomotora de los Spurs continuó a paso firme, con solidez y llegando a sacar una máxima de 25 unidades de diferencia. Todo fue para los texanos, ya no solamente con Aldridge sino también sumando a Leonard y dos ingresos muy sólidos desde el banco: Manu dándole muchísima frescura y puntos, y Lee colaborando bien en los rebotes. En el medio hubo una reacción furiosa de Golden State para bajar los decibeles, con Curry en llamas para ponerse en partido. De todas formas, los Spurs se fueron al descanso arriba por 62-42, apagando ese empuje de los Warriors y volviendo a tener una diferencia interesante.

Independientemente de la arrolladora primera mitad, a Golden State no había que darlo por muerto y solamente hacía falta ver el arranque del complemento para verlo. Aceitado y enchufado ofensivamente, los Warriors obligaron el golpe por golpe y San Antonio aguantó hasta donde pudo, aunque de todas formas el dueño de casa llegó a ponerse a siete (78-71). En ese momento el ingreso de Manu fue vital para aguantar, pero de todas formas los Spurs entraron al último cuarto con ventaja de 90-81. ¿El problema? La lesión de Leonard en el tobillo, algo que lo relegó del resto del partido y uno de los grandes condicionantes del despertar local.

Todo estaba abierto para los últimos doce minutos, pero los Warriors ya habían cambiado drásticamente el curso del encuentro. Y de hecho Golden State pasó al frente a menos de cuatro minutos para el final, después de golpear las puertas de la remontada durante tanto. Durant y Curry vitales en todo la noche, y más aún en ese vuelco. Si bien San Antonio depositó la bola mucho en Aldridge, la realidad es que en el momento caliente la historia no favoreció (Simmons no pudo torcer el juego a pesar de sus intentos) y Golden State se lo terminó llevando por 113-111, en una noche que hasta la última bola tuvo suspenso y en una excelente apertura de las finales del Oeste.


Basquet Plus
 
 
separa
separa
separa
volver